Espinacas

Estamos ante un peso pesado de la nutrición. Y no lo digo sólo por el hierro sino por todas las características que tiene este vegetal tan completo. A la vez, las espinacas son las verduras más odiadas que existen. Sinceramente nunca he tenido problemas con ellas pero conozco mucha gente que hoy por hoy y siendo adultos no pueden soportarlas. Entiendo que tienen un sabor peculiar e intenso pero hay que darles una oportunidad porque son estupendas.

Hace tiempo descubrí que crudas están deliciosas. Se ha convertido en una especie de obsesión para mí que las verduras no pierdan sus propiedades así que siempre que puedo las consumo crudas porque así conservan todos sus nutrientes y no pierden agua.

Patata

Puedo decir sin asomo de dudas que la patata en todas sus formas es mi comida favorita de todo el multiverso. Están deliciosas y llenan muchísimo el buche. Yo podría vivir de patatas el resto de mi vida y no me arrepentiría. Para mí una patata cocida con aceite y sal es lo más rico que existe en esta vida. Si lo pienso mucho babeo.