Sorry we missed you – Ken Loach

Para introducirnos en materia partimos de una base muy sencilla y es que en esta vida lo que tienes es lo que vales. Punto. ¿Tienes un buen trabajo y ganas dinero? Eres mejor que el resto. ¿Eres un parado o tienes un trabajo de mierda? Entonces no vales NADA.  O eso es lo que nos han hecho creer. Pero, ¿cómo hemos llegado hasta aquí? Pues señores, no la hemos visto ni venir.

Nuestros cerebros pusilánimes han sido moldeados a lo largo de estas últimas décadas como la vasija de «Ghost» y para ello han utilizado la versión más atractiva de Patrick Swayze: el consumismo. Como si de un gotero se tratase, el modelo capitalista nos ha ido inoculando gota a gota una especie de anestesia que nos induce a un estado comatoso en el que no dejamos de soñar con poseer cosas. Por lo que acabas frustrado y esclavizado con tal de mantener la falsa sensación de que eres de clase alta porque «tienes»…