Quinoa

Es increíble pensar que alguien no conozca este superalimento. Lo venden hasta en el supermercado de la esquina, ya tu sabes, tu supermercado de confianza (sé que cantas la canción mentalmente). Gracias al bum de la comida sana podemos encontrar este tipo de alimentos a nuestro alcance y más asequibles. Bendito bum.

Pongámonos nutricionistas. Entre las propiedades con las que cuenta esta semilla/cereal descubrimos que contiene ácidos omega 6 y omega 3, que son las grasas buenas de toda la vida de dios, cantidad de fibra, (por lo que sacia y te concede muchos momentos all bran) vitaminas B y E, minerales, hierro y una alta proporción de proteínas, ¡oh, proteínas! ¡Venid a mí!

Pocas veces encontrarás un alimento tan completo y con tal cantidad de beneficios. Es tan simple como incluirlo en tu dieta una o dos veces por semana y tu cuerpecito comenzará a notar sus efectos. Lo puedes preparar incluso para desayunar, es increíblemente versátil.

Quinoa con calabaza al curry

Ingredientes para dos personas:

  • Una cebolla hermosa.
  • Un ajo.
  • Una zanahoria.
  • Un trozo de calabaza de unos 150 gramos (depende de cuánto te guste).
  • Una taza de quinoa.
  • Dos tazas de caldo vegetal.
  • Perejil fresco.
  • Una pizca de curry.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Pimienta molida.
  • Levadura de cerveza
  • Perejil fresco

Esta receta es básicamente como hacer un arroz con verduras sólo que con un pelín más de preparación. Primero que nada ponemos la quinoa debajo del grifo y la removemos bien con una cuchara. Repetimos esta operación durante unos 5 minutos para asegurarnos bien de que se desprende bien esa primera capa. No vale ponerla en agua e irnos por ahí puesto que esta semilla en su cáscara contiene saponinas, una especie de toxina que se usa para fabricar jabón. Si la dejamos en remojo, la toxina presente en la cáscara pasaría al grano y es realmente desagradable. Si no la lavas bien, pagas la novatada (como yo) y te quedas asqueado del amargor que se te queda en la boca. Nunca más querrás comer esta delicia y eso no lo podemos permitir.

Cuando tengamos la quinoa bien limpia empieza sofriendo  en aceite la cebolla y el ajo que habrás troceado en dados. Cuando la cebolla esté medio transparente añades la zanahoria y la calabaza cortada en daditos pequeños. Añade sal, pimienta y curry al gusto. A mí me encanta y le echo una cucharadita de café más o menos pero entiendo que el curry es bastante intenso y puede que prefieras echarle menos.

Incorpora la quinoa y sofríe todo junto un par de minutos. Por último echa el caldo y mantenlo a fuego medio hasta que la quinoa lo absorba (unos 15 minutos).  Sírvelo espolvoreado con levadura de cerveza y perejil fresco picado.

¿Qué nos aporta este plato?

Proteínas, vitaminas, minerales, hierro… Es antioxidante y saciante. Más completo y delicioso no puede ser.

Dejar un comentario