Patata

Puedo decir sin asomo de dudas que la patata en todas sus formas es mi comida favorita de todo el multiverso. Están deliciosas y llenan muchísimo el buche. Yo podría vivir de patatas el resto de mi vida y no me arrepentiría. Para mí una patata cocida con aceite y sal es lo más rico que existe en esta vida. Si lo pienso mucho babeo.

Ensalada de patatas con vinagreta de ajo y albahaca

Ingredientes para dos personas:

– Unas quince patatas pequeñitas.
– Dos tomates.
– Una cebolla tierna.
– Pimientos de varios colores.
– 1/2 Aguacate.

Para la vinagreta:
– Un chorrito de aceite.
-El zumo de medio limón o lima.
– Un ajo sin el centro.
– 1/2 aguacate
– Unas hojitas de albahaca.
– Un chorrito de vinagre.
– Sal.
– Pimienta.

En un mortero machacamos el ajo, medio aguacate, la albahaca y añadimos la sal, la pimienta el aceite y el vinagre. Emulsionamos para que todos los ingredientes se mezclen bien, es decir, lo metemos en un bote de cristal y agitamos. Reservamos.

Ponemos a hervir las patatas con piel y un puñadito de sal. Troceamos los ingredientes a trocitos muy pequeñitos. Cuando la patata esté cocida la metemos a la nevera y cuando ya hayan pasado unas horas las pelamos y las cortamos por la mitad o en cuartos dependiendo de cómo sean de grandes. Si son muy pequeñas las dejamos tal cual. Mezclamos con los ingredientes y añadimos la vinagreta. La dejamos reposar en la nevera unas horas y listo.

Yo uso esta combinación de verduras en ensalada muchísimo. Es la que más me gusta y creo que el aguacate le aporta la cremosidad que en la receta típica le aporta el huevo. Y si sustituimos la patata por boniato queda también riquísima. En la original también llevaría atún así que pensé en hacer una especie de atún vegetal con algas pero sinceramente pienso que es mejor que las recetas sean sencillas por aquello de la espontaneidad.

Yo ya tengo algas en mi casa pero probablemente tú tengas que ir aposta a un sitio especial a comprarlas y lo más seguro es que pierdas el interés por hacer esta receta. Si no es una receta que tenga que llevar esos ingredientes sí o sí prefiero no complicarla. Para eso ya hay otras páginas que lo hacen absolutamente genial a las que admiro porque yo ni por asomo sabría inventarme nada por el estilo.

¿Qué nos aporta nutricionalmente?

Potasio, hierro, vitamina C, Vitamina B, en concreto tiamina y B6. Resulta que la tiamina ayuda a las células del organismo a convertir carbohidratos en energía. Y ya sabemos que los carbohidratos son como el motor del cuerpo, especialmente el cerebro y el sistema nervioso. La vitamina B6 como ya sabemos nos ayuda a producir neurotransmisores que a su vez producen serotonina y adrenalina por lo que nos ayuda a combatir la depresión y la ansiedad.

Los carbohidratos complejos tienen una función realmente importante en nuestro metabolismo pero hay algunos como la patata que están estigmatizados. El problema realmente es cómo se cocinan y con qué. Freírlas o mezclarlas con alimento calóricos o energéticos nos va a suponer una ingesta desproporcionada de azucares y de calorías. Sí que es cierto que no podemos hincharnos de patata cada día, esto es como todo, no conviene abusar, pero eso no quita que la podamos consumir incluso estando a dieta, es más, la debemos consumir porque contiene fibra y es saciante. Cocida o al vapor con su piel y con verduras creo que es la combinación ideal.

Dejar un comentario