Los miserables – Victor Hugo

Yo lo sé. Tú lo sabes. Él lo sabe. Es EL LIBRO. Este libro entra pisando fuerte en el top ten de los libros. Es universal, sin más. Toda persona viva y con capacidad cerebral debería leerlo sin esperar ni un segundo más. En mi caso llegó a mis manos en el instituto y creo que fui la única a la que le gustó la idea… Me lo leí varias veces e inmediatamente se convirtió en uno de mis libros favoritos del mundo mundial. Con innumerables adaptaciones al cine, televisión y teatro, el señor Victor Hugo puede considerar esta como su obra más importante.

Probablemente también será uno de tus libros favoritos a poco que seas un ávido lector pero es uno de esos libros para volver a leer cada año porque
es de verdad una delicia y por eso está aquí, porque se merece un altar libreril para él solo. Te lo enseña todo: historia, amor, la miseria del género humano y a la vez la bondad…

La prosa de Victor Hugo es exquisita, atemporal y absolutamente sensacional. Cada frase es belleza pura, todo encaja a la perfección. En esta obra llena de simbolismos y metáforas ningún personaje está de más, todos tienen su función y su porqué. La trayectoria como poeta, intelectual, político, dramaturgo y novelista está absolutamente plasmada en sólo 1.778 páginas. Pero no os asustéis porque se os van a hacer cortas y vais a querer más, os lo aseguro.

Es jodido descubrir que ya no existen obras como esta, asumir que lo más probable es que no vayas a sentir este tipo de impacto nunca más. No digo que hoy en día no existan libros excepcionales, por supuesto que los hay, pero indudablemente beben de estos.

Al igual que pasa en la música o en el cine existieron pioneros que se encargaron de romper el hielo en una época en la que no existía nada (o en épocas de cambio) cosa que en mi opinión ayudó en la creatividad. Como se dice comúnmente: «De aquellos barros, estos lodos».

Yo vivo de nostalgia, lo avisé.

Dejar un comentario