Etta James – Rocks the house

Miss Peaches como la llamaban era absolutamente indomable, una de las mujeres más transgresoras de su época. Siempre me ha fascinado ese desgarro en su voz que era un poco como un grito de desahogo y verdad. Por eso me remito a este incendiario directo que fluye de lo más salvaje de una mujer atormentada.

Nacida en 1938 en el seno de una familia totalmente desestructurada comenzó como muchas cantando góspel en la iglesia y creció en una época en la que el soul y el blues se encaminaron irremediablemente al jazz y al rock. Su existencia se la entregó a la música por completo y se conformaba con poco, sólo quería cantar aunque fuese por unas pocas monedas.

Etta fue una artista infravalorada. Tal vez por la competencia brutal de esa época o por su carácter, su éxito no terminó de eclosionar como se merecía. De hecho no fueron pocas las veces que se quejó de ello, como cuando le dejó bien claro a Obama que sacar a Beyonce cantando «At last» en su toma de posesión fue poco menos que una canallada. Beyonce es la leche y canta que te mueres, me hago cargo, pero Etta no tiene igual. Teniendo en cuenta que Obama siempre revindica las raíces es cuanto menos hipócrita.

Siempre ha mantenido que su obesidad y el ser poco agraciada la llevaron al fracaso pero yo no creo que esto sea así, porque ahí tienes a la gran Aretha que no era precisamente una sílfide. Tal vez Aretha Franklin tragó mucho y ella no. O tal vez Aretha además de tener talento también tuvo suerte y estuvo en el momento indicado, no lo sé, pero cierto es que una bebió las mieles del éxito y la otra se quedó en un segundo plano.

Es curioso que muchos de los artistas más importantes de nuestra época tengan en común una vida llena de dificultades y depresión. Muchos son los que se quitan la vida o se la entregan a las drogas, cosa que es casi lo mismo. Siempre he pensado que esto no puede ser un hecho aislado ¿quién sabe si ese mismo tormento que llevaban dentro fue el responsable de su arte? ¿Los genios son genios por su extremada sensibilidad o es esa sensibilidad lo que les hace ser genios? Son personas que se plantean su existencia y cuestionan todo lo que les rodea, tal vez por eso muchos de ellos se rinden ante ella.

Etta sufrió una vida llena de excesos, relaciones tóxicas y heroína. Con todos ellos luchó una cruenta batalla y de todos ellos opina que fueron sus mayores maestros en la vida.

Dejar un comentario