Calabacín

El calabacín es una de mis verduras favoritas. Tiene un sabor muy suave que nos permite utilizarlo casi en cualquier receta. En dietas de adelgazamiento y de mantenimiento es casi obligatorio. Ahora en verano a mí me encanta consumirlo en cremas frías, crudo en ensaladas o cortado en forma de espaguetis en un golpe de sartén.

Es muy importante lavar bien las verduras, sobre todo las que crecen en la tierra, porque pueden contener cantidad de bacterias y pesticidas. Estos últimos pueden interferir directamente en nuestras hormonas impidiendo que funcionen correctamente cosa que no nos conviene a nadie. Si no te puedes permitir comprar alimentos orgánicos (que también debes lavar) tienes que lavarlas concienzudamente aunque las vayas a pelar. ¿La mejor manera? Sumergirlas en agua unos 20 minutos. Yo les añado un chorrito de vinagre por aquello de la sabiduría de las abuelas.

Calabacines en vinagre

Esta receta la descubrí del libro ‘Cocina Vegana’ de las genias responsables de CreatiVegan. Es una sustitución de los clásicos boquerones en vinagre, el efecto es prácticamente el mismo. Se puede variar la cantidad de vinagre dependiendo de lo que te guste.

Ingredientes

  • 1 calabacín grande o 2 pequeños.
  • 3 dientes de ajo picados muy pequeñitos.
  • 4 cucharadas de perejil fresco picado.
  • 1/4 de taza de vinagre de arroz o vinagre de vino blanco.
  • 3/4 de taza de vinagre de manzana.
  • 1/4 de taza de agua mineral.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 1/4 de taza de aceite de oliva virgen extra.

-Utilizaremos un bote de cristal con tapa bien limpio y grande para que nos    quepa todo.

-Lavamos bien el calabacín y lo cortamos por la mitad. Cortamos tiras                finitas con un pelador de verduras.

– Añadimos todos los ingredientes en el bote y por último el calabacín.

-Agitamos bien el bote y lo metemos en la nevera por lo menos 4 horas.

-Servimos como una tapa o acompañamiento.

¿Qué nos aporta nutricionalmente?

Es una de las verduras menos calóricas. Si lo consumimos en crudo o al vapor conservará todas sus propiedades. Tiene muchísima fibra y ácido fólico (muy beneficioso para la salud del sistema nervioso e inmunitario). Vitaminas del grupo B, minerales, hierro, calcio  y fósforo, por lo que es perfecto para la salud de los huesos. En definitiva, una de las hortalizas más completas y beneficiosas para nuestra salud.

Dejar un comentario