12 videoclips que me han marcado

Hubo una época en la que los videoclips cobraban casi más importancia que la canción en sí misma. Es por ello que se creaban unas verdaderas obras de arte que las emitían como si de la programación se tratara y en prime time. Recuerdo todos en familia porque iban a emitir Thriller de Michael Jackson y quedarnos con la boca abierta por lo que acababamos de ver. La MTV es mi infancia, mi adolescencia, en definitiva es uno de los factores clave en mi educación musical.

Yo me grababa los videoclips de la tele en VHS para poder verlos todas las veces que quisiera y hace un tiempo descubrí una de esas cintas. Y por eso este post, porque mis recuerdos se agolparon sin piedad de mi pobre corazón predispuesto a la nostalgia.

12. Around the world – Daft Punk

Esos ritmos, ese baile y esas pintas. Y ya no hace falta más, me hago cargo de que Daft Punk tiene una serie de videoclips de animación que son la leche en vinagre pero a este le tengo mucho cariño. Me encantaba el baile y me lo ponía una vez tras otra para ver qué hacía cada uno y no perderme detalle.

11. Do the evolution – Pearl Jam

Nominado en 1999 a los premios Grammy como mejor vídeo musical. Esos gritos de Eddie Vedder y ese riff de guitarra hacen de esta canción una absoluta maravilla.  Al preguntarle a Eddie Vedder sobre el significado de la canción dijo habla sobre

aquellos que están embriagados con la tecnología, aquellos que creen ser el ser vivo que controla el planeta

Y eso que era sólo 1999…

10. Make some noise – Beastie Boys

Este es más actual pero me flipó igual cuando lo vi. Regresaron Beastie Boys allá por 2011 y lo hicieron a lo grande. Leí por ahí que este videoclip tenía un record de cameos y la verdad es que a cada segundo te descubres diciendo: «¡Mira este! ¡Y el otro!». Mi pasión por el cine me nubla aquí, qué le hacemos.

9. Weapon of choice – Fatboy Slim

Y aquí entramos en terreno serio. Dirigido por Spike Jonze y protagonizado por un Chritopher Walken danzarín, este videoclip se llevó un Grammy en 2002. No es de extrañar con esa combinación y ese temazo. Spike Jonze es uno de mis absolutos fetiches cinematográficos, todas sus cintas y videoclips me apasionan. Esa forma de plasmar lo fantástico y lo onírico me tiene alucinada.

8. Virtual Insanity – Jamiroquai

Ganador de 10 MTV Video Music Award, este lo habré visto 100 veces mínimo. Porque es un temazo absoluto y porque es totalmente hipnotizante. Esa habitación en cambio constante y todo el rato la sensación de que se va a estampar…cómo se mueve el tío. Me parece súper divertido.

7. Smack my bitch up – Prodigy

No entiendo por qué MTV le da un galardón en el 98 y luego va y lo censura. El puritanismo de MTV me tiene intrigada. Fue considerado uno de los videoclips más controvertidos y explosivos de la historia. Además, es como ver una película, el final te deja muerto.

6. What’s it gonna be – Busta Rhymes & Janet Jackson

Uno de los videoclips más caros del momento. Busta Rhymes lo dio todo y los resultados son espectaculares. Porque estamos hablando del año 2000 señores, el tío me pareció un visionario. La colaboración de Janet le da el contrapunto perfecto a este petardazo.

5. Anna Molly – Incubus

Uno de mis grupos favoritos de toda la vida. Incubus es la espinita en mi corazón hasta que pueda verlos en directo y así poder morir tranquila. Creo que nunca un videoclip me había puesto tan nerviosa como este. Por diosito, qué estrés.

4. Lullaby – The cure

Este vídeo está hecho del material de mis pesadillas y de las de muchos. Recuerdo ser muy pequeña y ver esto medio tapándome la cara con mi hermano descojonado a mi lado. Porque yo era un pobre bebé que le daba miedo la canción de la pantera rosa, las portadas de los vinilos de Iron Maiden y Eduardo Manostijeras. Así que no es de extrañar que si me pones a Robert Smith (Eduardo 2) en la cama acosado por criaturas y muertos me temblaran hasta las pestañas.

3. Remember the time – Michael Jackson

Lo de Michael Jackson y los videoclips dan para capítulo aparte. Son una autentica obra de arte. Beat it, Smooth Criminal, Scream, Thriller…son una genialidad, al César lo que es del César. Pero no sé por qué, este es de mis favoritos. El baile me lo ponía una y otra vez hasta que me lo aprendí al dedillo.

2. Rubber Johnny – Aphex Twin

Lo de Aphex Twin es inclasificable. Los videoclips de este tipo y su música son la locura en su máximo esplendor. Realmente este es un cortometraje del artista Chris Cunningham que sabe crear atmósferas inquietantes como nadie. Cualquier cosa con una cámara nocturna resulta aterrador.

1. All is full of love – Björk

Todo lo que tenga que ver con ella me fascina. Una mujer totalmente libre y que ha hecho toda la vida lo que le ha dado la gana. Extremadamente talentosa, inteligente y especial, era y sigue siendo mi ídola absoluta. Hubo una época en la que me dio muy fuertemente con ella porque me encantaban todos sus discos y me hacían sentir cosas que jamás había experimentado. Era mi momento de encerrarme en una habitación a solas y llorar, reír, saltar…en definitiva de descubrirme.

Todos los videoclips y canciones de Björk son extraordinarios, llenos de metáforas y mensajes. Los directores Michel Gondry, Spike Jonze y Chris Cunnigham son de los pocos que pueden llegar a entender lo que ella quiere expresar. En este caso el encargado del videoclip es Chris Cunningham y hace que sea digno de admirar como lo que es, una obra de arte preciosa y adelantada a su tiempo. Me enerva comprobar que sólo cuenta con unos 7 millones de visualizaciones. En fin, mejor, así no nos molestan.

 

Dejar un comentario